Sobre mí

Bienvenid@ a mi web

Mi nombre es Javier Llorens, nacido en Madrid en 1972. Residente a caballo entre Oslo y Madrid. Llevo 18 años dedicado a tratar problemas articulares y musculares mediante la osteopatía.

Hace ya casi 22 años que comencé un curso de masaje. En aquellos tiempos había estado compitiendo con la bicicleta y mis objetivos estaban puestos en el ámbito deportivo. La madre de un compañero de bici era masajista y quedé fascinado cuando me trató un problema en mi espalda que acarreaba desde hacía tiempo. Esa mujer tenía algo especial, realmente no se qué estudios había cursado al respecto. Más de 20 años después aún no lo se, en aquellos tiempos ni móvil, ni internet; los contactos se perdían fácilmente si no había una amistad muy sólida.

En aquel momento despertó en mí la necesidad de usar mis manos también para hacer lo mismo. Comencé el curso de masaje esperando dedicarme al masaje deportivo en un futuro. Pero en el camino se cruzó un profesor que es osteópata y del que aprendí casi todo en esta profesión; con él he compartido 15 años de trabajo. José Javier Gómez Romo nos embaucó a unos cuantos que estábamos en clase al mundo de la osteopatía; a tratar los problemas de raíz, a buscar el origen de la lesión más allá de lo que unos síntomas nos pueden decir.
4 años después concluí mis estudios de osteopatía en Madrid, y mi maestro me invitó a trabajar juntos. Durante 15 años hemos compartido lugar de trabajo y experiencias.

La vida me fue bien en todos estos años, y en Madrid traté a casi dos mil pacientes con lesiones, algunos casos muy comunes, otros más especiales e inusuales. He tratado con éxito a gente desahuciada por otros profesionales, a punto de entrar en quirófano, he tenido pacientes que veía mensualmente, otros apenas dos-tres veces. He tenido casos que me han traído de cabeza y muchos otros que no pude solucionar. De todos y cada uno de ellos algo aprendí, y la experiencia que he recibido me anima a abrir este canal. Con el deseo de poder ayudar a más gente de la que puedo tratar en una consulta diaria.

Puedo decir después de tratar a miles de pacientes, que sólo un pequeño porcentaje de las patologías que trato, realmente tienen un origen meramente articular. Las emociones, nuestra alimentación, hábitos posturales, tóxicos ambientales y alimentarios, la salud intestinal, son la llave que abren un sinfín de enfermedades y problemas en nuestra columna.

Desde marzo del 2019 mi vida dio un vuelco inesperado. Un diagnóstico casual mostró un cáncer linfático que se desarrollaba lentamente. No puedo decir que sea una mala pesadilla a la que me he tenido que enfrentar. 

Curiosamente, desde hace años, estaba muy interesado en todo el área preventiva enfocada a cáncer. El reto de tratar un linfoma, para la medicina no curable en su totalidad, ha sido una oportunidad de desarrollo. Espero que mi experiencia sirva para mucha gente que se encuentre en una situación similar.

Te invito a navegar en la web, a participar, a compartir lo que te guste. Se bienvenido a este, ahora mismo mi proyecto. Te doy las gracias de antemano por haber llegado hasta aquí.

Un cordial saludo