El tratamiento del dolor de cabeza o cefalea

Rate this post

La cefalea o el dolor de cabeza es un trastorno muy habitual y que a veces es difícil de identificar su origen. De ahí que el tratamiento sea también complicado.

Si padeces habitualmente de este trastorno, en este artículo podrás tal vez averiguar porqué aparecen y cómo afrontarlas. También hábitos que previenen que las padezcas.

Cefalea es el término que hace referencia al dolor que se produce en cualquier parte de nuestra cabeza y cara. En términos coloquiales, lo denominamos dolor de cabeza, también habremos oído alguna vez llamarlo jaquecas.

Hay una larga lista de tipos de cefaleas según su origen. Se denominan cefaleas primarias a la mayoría de ellas, que son transitorias y no suponen un peligro grave para la salud. Las cefaleas secundarias son producidas por una enfermedad conocida o un traumatismo. También abordaremos alguna de las cefaleas de origen neuronal.

  • Cefaleas tensionales. Se producen por estrés o por consecuencia de tensión muscular. Produce una sensación de presión en el cráneo general, a veces acompañado de dolor en la base del cráneo
  • Migraña. Es una de las más habituales, y hay muchos tipos clasificadas. Como norma general presentan un dolor recurrente en un lado de la cabeza, acompañado de náuseas, sensibilidad a la luz o el ruido.
  • Cefalea por esfuerzo físico. Aparece en un momento de gran esfuerzo físico y disminuye paulatinamente cuando bajamos la intensidad.
  • Cefaleas por trastornos vasculares. Problemas en la circulación arterial, o personas que han sufrido un ictus.
  • Cefaleas por trastornos craneales. Problemas en la oclusión dental, tensión mandibular, sinusitis y otros problemas en las estructuras craneales.

La OMS indica que cerca de un 50% de la población ha padecido alguna cefalea durante el último año y que practicamente el 100% alguna vez lo ha padecido en su vida. Leo publicaciones que dicen, esto no es curable. Creo que no debemos pensar en la cefalea como una enfermedad, si no en una consecuencia de unos hábitos o de alguna enfermedad o trastorno. Podemos denominarlo, daños colaterales. Con lo cual, no hay cura, igual que no hay cura para estar cansado, padecer alguna molestia estomacal ocasional, o resfriarnos.

Las causas del dolor de cabeza, jaqueca o migraña son diversas. Podemos enumerar algunas de ellas: posturas incorrectas durante muchas horas, exponerse mucho tiempo al sol sin proteger la cabeza, el estrés, no tener una correcta graduación de la vista, la menstruación, tensión mandibular, consumo excesivo de analgésicos y otros fármacos, un esfuerzo físico puntual, cansancio, consumo de drogas y alcohol, la falta de sueño, tensión arterial elevada o descompensada, hábitos alimentarios, gestión de las emociones.

No obstante si hay cefaleas recurrentes, es recomendable siempre acudir a un especialista para evaluar que no sea una consecuencia de alguna enfermedad o trastorno y que requiera un tratamiento.

La mayoría de las cefaleas tensionales se deben a excesivas horas delante de un ordenador, posturas incorrectas. Descontracturar, elastificar la musculatura y corregir bloqueos en vértebras cervicales es muy efectivo. Si la persona además realiza ejercicios que aseguren mantener la musculatura en un estado óptimo, este se asegura de no padecer este trastorno tan molesto. La Osteopatía es una gran herramienta para tratar estas cefaleas.

En el caso de las migrañas, la medicina ha determinado que hay un factor genético, algo que dificilmente podríamos solucionar.
No obstante mi experiencia clínica ha llevado a contradecir este diagnóstico en muchos casos.
Cuando aparece en consulta un caso de migraña, y el paciente indica que hay antecedentes familiares, no voy a negar que el resultado del tratamiento es muy incierto.

La toma de analgésicos conlleva un riesgo, no sólo por los efectos secundarios, si no por la habituación a ellos que se produce. Además cuando tomamos muy a menudo un calmante, con el tiempo creamos un resistencia y el medicamento es menos efectivo.
Por ello que la prevención sea siempre nuestro mejor aliado. Identificar las causas de una migraña, jaqueca o cefalea es primordial.
Sabemos que si tocamos el fuego nos quemamos, y nadie en su sano juico prueba a meter la mano en el fuego a ver si es así. En cambio, no nos importa seguir teniendo unos hábitos que nos llevan a padecer un dolor de cabeza, nos lamentamos por ello, y además para tratarlo, tomamos un analgésico. ¿Os imagináis cada vez que vemos un fuego meter la mano, para luego aplicar agua fría y una pomada?

Remedios para tratar el dolor de cabeza

  • Ejercicios cervicales. Hacer 3 movimientos muy simples pueden descargar de manera considerable la musculatura cervical y ayudar a disminuir la presión en el cráneo.
    Movimientos suaves hacia delante y atrás, laterales y de rotación. Realizar 10 veces cada uno de ellos. Realizarlos siempre sentados.
  • Ejercicios respiratorios. Realiza 10 inspiraciones profundas, mantén la fase de inspiración durante 3 segundos y vacía completamente para volver a comenzar el ciclo.
    Con este ejercicio vamos a aumentar el suministro de oxígeno a todo el tejido cerebral.
  • Hidratación. La deshidratación es uno de los factores que pueden favorecer la cefalea, pero en la mayoría de los casos también el beber una gran cantidad de agua, hace que mejore el dolor en apenas 30 min.
    Bebe 4 vasos de agua, 1 cada 10 minutos. Es importante que bebas un agua pura y sin tóxicos, y por supuesto libre de cloro.
  • Ejercicio moderado. Una caminata de media hora en un sitio limpio y sin ruidos. Es importante que se realice sin nada en las manos o brazos, mochilas, bolsos, etc. La deambulación de los brazos ayuda a relajar toda la musculatura escapular y cervical, descargando la presión en el cráneo.
  • Contrastes frío y calor. Un paño húmedo frío y otro caliente. Aplicarlos sobre la frente, alternando un par de minutos cada uno. En caso de ser una cefalea por tensión muscular lo mejor es aplicar el chorro de agua caliente de la ducha directamente en nuestros hombros y trapecios durante 5 min.
  • Infusión de jengibre. Corta unas rodajas o raya un poco de raíz de jengibre y ponlo en agua hirviendo durante unos minutos, deja reposar 5 min. El jengibre es un analgésico natural y actúa como antiinflamatorio.

Consejos para evitar el dolor de cabeza y las migrañas

  • Evita sustancias estimulantes como el café y la nicotina. Todos los excitantes pueden ser un click para activar esa migraña o cefalea. Entre las bebidas estimulantes que no debes consumir es el té negro.
  • Evitar el alcohol y las bebidas azucaradas. Todas estas bebidas son deshidratantes, aunque algunas de ellas traten de hacernos ver lo contrario en su publicidad. Todo los azúcares sintéticos que tomamos requieren una gran cantidad de agua para ser metabolizados, por consecuencia se produce una deshidratación. La deshidratación, como antes mencionamos, es una de las causas más comunes del dolor de cabeza.
  • No tomar lácteos. Los lácteos hacen que aumente la mucosidad e inflaman los senos paranasales, una de las llaves para que se active una cefalea o migraña.
  • Sulfitos y nitritos en los alimentos. Los nitritos son aditivos conservantes presentes en embutidos, salchichas y otras carnes. Los sulfitos se encuentran en los vinos, cerveza o vinagre por ejemplo, aunque en pequeñas cantidades. Estudios han indicado que estas dos sustancias pueden producir cefaleas, hasta 24 horas después de su consumo.
    Podemos encontrar estos aditivos como E220 E228 en el etiquetado. En caso de tomar una bebida con sulfitos, hacerlo moderadamente.
  • Mantener una correcta hidratación. Como indicamos antes, mucha cefaleas se producen o se activan por deshidratación. Beber un agua sin tóxicos mejora el proceso cognitivo. En este artículo que escribí hace tiempo hablo sobre el agua y los tóxicos, comprenderás porqué es importante la calidad del agua que bebemos. Es fundamental también en la dieta aumentar la ingesta de frutas y verduras frescas y en su mayoría crudas.
  • Suplementos. Los ácidos Omega 3, la vitamina B, el Calcio y el Magnesio pueden ayudar en el tratamiento de una cefalea y en su prevención.

Terapias que ayudan a mejorar las migrañas y cefaleas

  • Osteopatía. Bloqueos cervicales en las vértebras más altas, y en la base del cráneo favorece que aparezcan cefaleas, y/o pueden agravar o hacer más recurrentes los cuadros de migraña.Las tensiones acumuladas en la zona alta de la espalda durante el día, ya sea por estrés, mucho tiempo delante de un ordenador, son las causantes de una gran parte de las cefaleas que padecemos a diario.
    La Osteopatia puede ser de gran ayuda para tratar problemas cervicales y favorecer la liberación de la presión que se produce en la base del cráneo.La osteopatía craneal trabaja la movilidad del líquido cefalorraquídeo. Las estructuras craneales en muchos casos impiden la correcta movilidad de este líquido y viceversa, el líquido cefalorraquídeo puede hacer que una determinada zona del cráneo sufra una presión excesiva.
  • Acupuntura. La acupuntura sostiene que un bloqueo en alguno de los meridianos que impida el correcto flujo del qi, puede ser responsable de cefaleas y migrañas.
    Los beneficios que la acupuntura aporta, en cuanto a disminución de la frecuencia e intensidad de las crisis y reducción de los efectos adversos de algunos de estos fármacos, quedan patentes en numerosos ensayos clínicos realizados.
    Leer más en: https://www.clinicamedicadeacupuntura.es/cefaleas-y-acupuntura/
  • Yoga. En este vídeo puedes ver unos ejercicios de yoga que pueden aliviar una cefalea, siempre que no sea de origen cervical, o padezcas alguna lesión cervical importante.

  • Meditación, Mindfulness. Uno de los factores que pueden favorecer el dolor de cabeza es la atención que prestamos a muchas cosas a la vez a lo largo del día. Quién, en muchas ocasiones, no está tomando el café de la mañana a la vez que mira su móvil, tiene la televisión encendida y está pensando en las tareas que tiene pendientes en el día.
    Cualquiera de estas dos disciplinas nos ayuda a estar en atención a lo que estamos haciendo en ese momento, sin estar pensando en las tareas pendientes o situaciones que están por venir.

¿Has identificado alguna de las causas que te producen dolor de cabeza?

Espero el artículo haya servido de ayuda para encontrar alguna forma de abordar esos molestos dolores de cabeza.
Un saludo y hasta la próxima entrada

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.